Patología Infecciones Parasitarias

Infecciones Parasitarias

Infecciones Parasitarias

Un pequeño abrazo se convierte en un gran apoyo

La escabiosis: infestación parasitaria de la piel producida por el ácaro Sarcoptes Scabiei var. hominis. La infestación es específicamente humana. Las proteínas de los ácaros y los residuos que producen provocan una reacción de hipersensibilidad que origina un picor intenso que aumenta de intensidad por la noche.

Ivergalen Fijo 500
Ivergalen Volador
Logo Ivergalen

IVERGALEN · CUIDADO TERAPÉUTICO

Ivermectina 3mg/comprimido
Tratamiento de la sarna sarcóptica

Consejos para prevenir las infecciones parasitarias

La escabiosis es una infestación parasitaria de la piel producida por el ácaro Sarcoptes scabiei var. hominis. La infestación es específicamente humana. Las proteínas de los ácaros y los residuos que producen provocan una reacción de hipersensibilidad que origina un picor intenso que aumenta de intensidad por la noche.

MECANISMO DE TRANSMISIÓN
La transmisión de la sarna es por contacto directo, piel a piel, entre personas, cuando el ácaro se mueve por la piel. El contacto debe ser prolongado, por ejemplo, es difícil que se transmita por un apretón de manos rápida o un abrazo. En cambio, se transmite fácilmente entre los convivientes familiares y las parejas sexuales.
En los lugares donde conviven muchas personas en espacios cerrados, tales como residencias geriátricas, guarderías, centros de acogida, cárceles u hospitales, la transmisión es fácil. La sarna también puede transmitirse por contacto indirecto y prolongado mediante objetos, como la ropa de vestir, toallas y ropa de cama contaminada recientemente.
El ácaro requiere piel humana para completar su ciclo de vida y, si bien parasitando al ser humano puede vivir de uno a dos meses, fuera del huésped, a temperatura ambiente, los ácaros no viven más de 3 o 4 días.
El ácaro soporta mejor el frío y la humedad alta, y no sobrevive a 50ºC de temperatura durante 10 minutos. Una persona infestada puede transmitir la sarna, aunque no presente síntomas.

PERIODO DE INCUBACIÓN
El tiempo transcurrido entre la infestación y la aparición de los síntomas es alrededor de 2 semanas, pero puede llegar hasta 6 semanas, especialmente si se trata de la primera vez que se padece la enfermedad ya que la sensibilización al parásito es más lenta y el prurito aparece tardíamente. En una re-infestación el prurito aparece mucho más rápido, entre 1-4 días después de la re-exposición.

PERIODO DE TRANSMISIBILIDAD
La persona infestada es inmediatamente una fuente potencial de infección para otros individuos, incluso en ausencia de síntomas. El periodo de transmisibilidad se inicia desde el primer momento de la infestación hasta que el ácaro y los huevos son destruidos por el tratamiento. La ropa que ha estado en contacto con la persona afectada se considera que tiene potencial riesgo de transmisión hasta que sea tratada o hasta que hayan pasado 7 días después de su último uso.
La enfermedad deja de ser transmisible a las 24 horas posteriores a haber iniciado el primer tratamiento acaricida.
Las personas infestadas deben evitar las relaciones íntimas o sexuales hasta haber completado el tratamiento y que éste haya sido eficaz. El uso de preservativos no sirve para evitar la transmisión de la sarna.

TRATAMIENTO
El tratamiento debe hacerse a todas las personas infestadas con síntomas y a sus contactos asintomáticos, que incluyen a los convivientes, contactos sexuales y en especial a toda persona que ha tenido un contacto directo y prolongado, piel a piel, con la persona infestada durante el mes anterior al inicio de los síntomas.
Todas las personas infestadas y sus contactos deben ser tratadas al mismo tiempo (en un período de 24 horas) para evitar reinfecciones. Es importante recordar que la primera vez que una persona se infesta de sarna, generalmente no tiene síntomas durante las primeras 2 a 6 semanas, y aún así puede transmitir la sarna durante este tiempo.
Los convivientes y contactos de riesgo sin síntomas deben ser tratados con una dosis de tratamiento de ivermectina oral ya que pueden estar en periodo de incubación.

Descarga PDF consejos prácticos

IdiomaConsejos para pacientes
EspañolDownload PDF
FrancésDownload PDF
UrduDownload PDF
ÁrabeDownload PDF
UigurDownload PDF

Medidas ambientales

Se aplicarán al mismo tiempo que las otras medidas de tratamiento y control, en el intervalo de las 24 horas que se diagnostique un paciente de sarna:

Desinfección de la ropa íntima, ropa de cama, sábanas, toallas, muñecos de peluche, etc. utilizadas por la persona infectada durante los 7 días antes de aplicar el tratamiento y la que se ha utilizado durante el tratamiento.

Toda la ropa que se pueda lavar debe ponerse en una bolsa de plástico y transportarla así, y asegurarse de que se vacíe directamente a la lavadora para evitar contaminar otras superficies.

La ropa se debe lavar con agua caliente (mínimo 10 minutos a 50ºC-60ºC y secarla con la secadora durante 20 minutos, o lavarla en seco en un ciclo caliente) para matar los ácaros.

Toda la ropa de cama, toallas y ropa de vestir se debe cambiar diariamente.

La ropa o material que no se pueda lavar con lavadora ni con seco (zapatos, abrigos, mantas, …) directamente se debe poner en una bolsa de plástico bien cerrada durante 7 días para que se mueran los ácaros y los huevos.

El personal que recogerá y / o lavará la ropa de la persona afectada debe utilizar bata de manga larga y guantes desechables.

Se tirarán todas las cremas, lociones y otros productos de uso cutáneo que hayan utilizado las personas afectadas de sarna antes del inicio del tratamiento.

Se hará limpieza general con agua y jabón, de colchones, almohadas, muebles tapizados, alfombras, y asientos del coche, asegurándonos todos los rincones. Luego hay que pasar la aspiradora a fondo. El uso de la aspiradora facilita la eliminación de los huevos y ácaros. En superficies textiles como cojines o sillones se debe aspirar con boquillas pequeños que favorezcan importantes flujos de aspiración. La bolsa de la aspiradora y los filtros deben cambiarse después de cada actuación.

Limpieza y desinfección rutinaria con lejía de las superficies de mobiliario que ha tocado el paciente. En estas superficies (por ejemplo, sillas de plástico) puede ser útil la utilización de sistemas de limpieza a vapor en que se pueden alcanzar temperaturas de vapor de más de 120 ° C. Estos sistemas de limpieza a vapor también podrían ser útiles para la limpieza de las fundas plásticas de los colchones, almohadas, etc. que han estado en contacto con la persona afectada, si el material lo permite.

No es necesaria la fumigación.
Dado que los síntomas de la sarna se deben a una reacción de hipersensibilidad a los ácaros y a sus heces, el picor, si bien normalmente disminuye al cabo de uno o dos días después del tratamiento, puede continuar con menos intensidad durante varias semanas, aunque todos los ácaros y los huevos hayan muerto. Se recomienda utilizar cremas hidratantes y mantener la piel limpia y seca.

Agradecimientos: Dra. Constanza Riquelme, Dermatóloga MD Hospital Clínic de Barcelona, y Dr. Sebastián Podlipnik, Dermatólogo MD, PhD, Hospital Clínic de Barcelona.